Casting para Alec

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting para Alec

Mensaje por Alec Volturi el Miér Dic 21, 2011 11:10 am

Like a Star @ heavenNombre de Personaje:
Alec Volturi


Casting:
Dos jóvenes e inexpertos neófitos estaban causando estragos en un pequeño pueblo de Italia. Pero ya estaba solucionado. No habían aguantado más de 5 minutos conmigo. Sin nisiquiera moverme de mi sitio habían caído desplomados y, posteriormente, ajusticiados. Así funcionaba ésto: Ellos incumplían las reglas y eramos nosotros, los Volturi, el clan más fuerte, los que hacíamos que se cumplieran. Nadie podía escapar a ésto.

Los dos neófitos me vieron aparecer con cara de pavor, pero rápidamente su instinto primario hizo que pretendieran atacarme. Casi sin moverme, ni siquiera cambiar mi gesto prepotente de la cara, empecé a usar mi don. Era más lento que el de mi hermana, pero más efectivo. No pude evitar agrandar más mi actitud chulesca cuando los vi rodeados de una neblina y segundos después caían desplomados contra la tierra. Un par de pasos por detrás de mi, Félix y Demetri esperaban a mis órdenes para avalanzarse sobre ellos. En realidad faltaba mi hermana Jane en el grupo, era quien tomaba las decisiones, pero había tenido que quedarse en el castillo para ajusticia a otro vampiro que había incumplido normas muy graves.
-Adelante, son vuestros.
Dije con un tono cansino y aún decorado con ápices de voz infantil. Apenas había llegado a la adolescencia. Iba a hacer 13 años cuando fui convertido. A pesar de que no le gustaba convertir a gente de corta edad, el maestro Aro había preferido volvernos inmortales siendo aún pre-adolescentes. Era un misterio el porqué exacto, pero las lenguas decían que era porque no tenía intención de soportar nuestros altibajos hormonales adolescentes, ya que de por sí eramos peligrosos y no aguantaría una rabieta o una rebelión juvenil. Pero no teníamos intención de rebelarnos. Aro, nuestro maestro, nos había salvado de las garras de la muerte, de la injusticia de los seres humanos, de lo que el miedo a lo desconocido hacía en esa raza inferior a quien ahora odiabamos, y los que eran relegados a mero alimento para nosotros.

Dos hogueras se prendieron en un descampado del pueblo y los pedazos de los vampiros fueron echados ahí mientras yo, impasible, recordaba tantas cosas... El fuego chisporrotear me hizo acordarme de cuando mi hermana y yo éramos humanos. Antes, empleado para acabar con cierta clase de personas; ahora lo usábamos nosotros para acabar con cierta clase de vampiros. Las llamas envolvieron los pétreos trozos de los neófitos ante mis ojos. La gran hoguera en el centro de la plaza, la gente gritando palabras sagradas como si pretendieran expulsar algo maligno de nosotros, la cara de horror de mi hermana al pensar que moriría a la tierna edad de ocho años... Y los ojos rojos como la sange de un hombre encapuchado, pero elegante. Todo eso y más pasaba por mi mente a modo de flashes.
Jamás había sido alguien que demostrase sentimientos. Es más, incluso yo mismo sabía que ya carecía de ellos y lo poco que quedaba en mi de sentimentos era para mi hermana íntegramente, así que ni la muerte de estos dos neófitos ni mis recuerdos me perturbaban. Seguía como al principio. Pero una vez acabada la encomienda me giré y eché a andar despacio hacia el castillo, seguido por mis guardias. Después de unos 10 pasos dados usé mi velocidad vampírica y en una hora más o menos estábamos ya en Volterra.

Unos guardias rasos abrieron la puerta de entrada y continué mi recorrido por el amplio pasillo. Nadie se metía en mi camino. Tanto yo como mi hermana éramos muy respetados en el clan, aunque yo fuera un tipo calmado que intentaba no hacer esfuerzos en vano, pero Jane era la que más miedo inflingía a todo el clan, incluso a mi o al maestro Aro. Su actitud caprichosa y sus gustos por la tortura hacían que nadie se atreviese a molestarla y por ende a mi tampoco, para no hacerla enfadar. Mi camino hacia la gran sala fue corto. Empujé las amplias puertas sin mucho esfuerzo y éstas se abrieron haciendo un extraño ruido. Entré y avancé unos pasos para quedar frente a mi hermana gemela.
-Hola, hermana. ¿Qué tal te fue con el vampiro a quien ajusticiabas?
Sonreí de lado orgulloso de ella y cuando respondio besé su frente lentamente. Tenía mucho amor para Jane. Había estado conmigo siempre, jamás habíamos discutido, nos necesitábamos el uno al otro. Éramos complementaros y sin duda nuestro trabajo en conjunto en el clan era sublime.

Seguí caminando unos pasos más y agaché ligeramente mi cabeza en un atisbo de reverencia delante de los líderes del clan, llevando mi mano derecha sobre mi estómago sutilmente.
-Maestro Marcus, Maestro Caius, Maestro Aro... -nombré pasando mi mirada por ellos, y por último fijándola en el líder que se sentaba en medio.- Les informo que los dos vampiros neófitos han sido eliminados. No volverán a causar problemas.
Dije en tono formal y luego esperé sus opiniones, aunque fueron más bien felicitaciones por mi trabajo bien hecho. Sonreí ladinamente y di unos pasos hacia atrás, quedando al lado de Jane. Era nuestra posición cuando no estábamos cumpliendo con nuestro deber. La miré con atención, aunque ya me conocía al dedillo todos los detalles de mi hermana, pero me gustaba mirarla. Había cambiado mucho desde que éramos humanos, incluso desde que vivíamos con los Volturi. Fuimos los primeros humanos en vivir con Aro, y él nos enseñó muchas cosas que luego pusimos en práctica cuando alcanzamos la inmortalidad. Aunque parecía increíble, mi hermana antes era más dulce. Sinceramente, éramos buenos chicos, sólo que éramos callados, introvertidos y serios para nuestra edad. Eso no pareció cuajar en el sistema inglés de nuestra época y fuimos acusados de brujos. Aunque a estas alturas se lo agradecía a esos indeseables. Mi hermana y yo éramos los vampiros más fuertes que había, separados éramos mortíferos; juntos éramos un arma letal que nadie quería tener delante. Nada que ver con quienes éramos cuando simplemente éramos débiles niños humanos.
Volví la vista al frente, recorriendo la gran sala de mármol blanco donde nos encontrábamos, y agradeciendo pertenecer al clan más fuerte de todo el mundo.

Pero mi tranquilidad se vio interrumpida cuando una figura encapuchada avisó a los maestros que en los helados bosques rusos se estaba maquinando una revolución contra nosotros y que pretendían formar un ejército de neófitos para venir a Italia. Nada de eso. El maestro Aro nos miró a mi hermana y a mi y con un ligero asentimiento de cabeza salimos de la sala para partir rumbo a Rusia. De nuevo deberíamos poner en marcha el cumplimiento de las reglas.

¿Por qué deseas este personaje?
Me gustan los gemelos Volturi, pero Jane está ocupada, así que he querido ser su hermano. Me parece un personaje más complejo aún que Jane, ya que no se tienen muchas referencias suyas y siempre suele quedar eclipsado por su hermana así que parece complejo manejar a alguien del que no sabes mucho, pero sin excederte ya que no es un personaje creado por uno mismo, sino uno de la saga.
Además, los Volturi son personajes que hacen referencia a los vampiros más antiguos y hay que saber hacer eso sin dejarse llevar por los amoríos de la historia original. Hay que dar un toque de maldad a la novela y los Volturi saben cómo hacerlo.
Alec es complicado porque, al igual que su hermana, tiene una historia trágica, pero no hay que dejar que aflore al narrarle ya que sus sentimientos se vieron mermados y no puede ser manejado como alguien sentimental, emo, o con altibajos. Hay que saber que al ser Volturi ha de ser alguien altivo, prepotente, pero a la vez callado y tranquilo en contraposición a su hermana. Hay que darse cuenta que es un niño, pero que a la vez es un guerrero de los más fuertes, pero que se mantiene en las sombras...
Los personajes más conocidos suelen ser más fáciles de manejar en cierto sentido, ya que vienen con unas pautas específicas. Sin embargo para narrar a otros hay que basarse en una norma general, es decir... "¿Cómo son los Volturi? ¿Cómo puedo narrarlo sin caer en la dulzura de la historia? ¿Hacer a un tipo duro y callado, pero que a la vez sea alguien prepotente y egocéntrico?". Parece un reto que me encantaría llevar a cabo y demostrar que puedo.
avatar
Alec Volturi

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 20/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting para Alec

Mensaje por Aro Volturi el Vie Dic 23, 2011 11:39 pm

Después de una exhaustiva revisión y valoración de los castings escritos por los aspirantes al personaje de Alec Volturi, fui honrado con el honor de notificar que después de una reñida competencia por las muy notables habilidades de redacción de los participantes, a nombre del foro de Twilight Revolution le otorgamos el personaje de Alec Volturi a... Alec Volturi..

En cuanto al resto de los aspirantes esperamos permanezcan con nosotros y escojan otro personaje que les sea de su agrado, del mismo modo apreciamos su paciencia y seriedad con este concurso...

Atentamente:
Louis Aro Volturi
avatar
Aro Volturi

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 05/12/2011
Localización : Volterra, Italia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.